Qué hacer

5 alimentos que debes de comer para proteger a tu cuerpo del estrés

El estrés provoca cambios en tu organismo que van desde el envejecimiento prematuro y fluctuación en el peso a enfermedades gástricas y nerviosas

Entre los daños que puede provocar el estrés sobresalen:

  • Afecta la digestión
  • Provoca inflamación
  • Debilita el sistema inmune
  • Eleva la presión
  • Influye en tu estado de humor
  • Impide que pienses claro

 Disminuye el efecto de este estado químico a través de tu alimentación. Sí, como leíste: lo que comes puede afectar cómo reacciona tu cuerpo en situaciones de alta tensión.

Qué comer para estrés

Incrementa tu consumo de Vitamina C

Estudios han demostrado que la vitamina C puede ayudar a disminuir los niveles de hormonas de estrés y fortalecer el sistema inmune.

 Puedes encontrarla en: Green Superfood Blend 

Dile hola al Omega 3

Los ácidos grasos del omega tres ayudan a las células del cerebro a trabajar mejor, lo cual permite que manejes el estrés de una manera más efectiva.

Puedes encontrarla en: Salmón, nueces, semillas de chía. 

Que el magnesio sea tu nuevo guilty pleasure 

El magnesio es un mineral que contribuye a nivelar los niveles de cortisol, generando una sensación inmediata de bienestar.

Puedes encontrarlo en: la  espinaca y en el cacao, por ejemplo prueba incluir espinaca en un smoothie de Cacao Superfood Blend o un smoothie de Green Superfood Blend. 

Serotonina, a cucharadas

La avena es un carbohidrato complejo que aumenta los niveles de la hormona calmante serotonina en tu cerebro, aliviando la sensación ansiedad y nerviosismo.

Prueba mezclarla con tu smoothie de la mañana : mezcla 1 medida de Cacao Superfood Blend con yogurt griego y avena (sin azúcar) en tu licuadora. Agrega la leche vegetal de tu elección. 

Haz de los probióticos tus mejores amigos

Tu estómago es tu segundo cerebro, un organismo calmado puede contribuir a un estado mental relajado. Los probióticos restauran tu flora intestinal e inclusive regulan tu humor y comportamiento, señalan estudios en la Universidad de Missouri.

Puedes encontrarlo en:  alimentos fermentados como kéfir, chucrut, chocolate negro, microalgas, miso, pepinillos encurtidos kimchi y próximamente en las mezclas de Yumma Superfood Blend.