Qué hacer

Trucos para dejar de comer por ansiedad

¿Alguna vez te ha pasado que después de un día de mucho estrés o simplemente tras una semana de comer limpio, te encuentras con una bolsa de papas y no puedes dejar de comer?

Esto pasa porque al encontrarse con ciertos alimentos, tu cerebro activa su parte de “placer y recompensa”, mejor conocido como nucleus accumbens; si te lo preguntas esta área es la que estimulan drogas como el alcohol y la comida. Después de esta activación, tu sistema nervioso libera insulina y relaja los músculos de tu estómago, por lo cual sientes que necesitas más comida para sentirte satisfecha. Cuando comemos alimentos grasosos y azucarados, el efecto es aún mayor- te cuesta parar de comer- esto es porque pierdes el control para regular tu apetito y antojos.

Aunque no hay nada de malo en una “cheat meal”, te dejamos aquí algunos tips para evitar que tus antojos te dominen.

Cacao Superfood Blend

Detén el ataque antes de que empiece

Cuando sientas que estas por tener un ataque de antojo, detenlo entreteniendo tu cerebro con otra cosa. Prueba por ejemplo hacer una división larga o contar para atrás.

 Interrumpe el ataque

Si a la mitad de una mordida a esa bolsa de dulces que sabes que rompe tu esquema nutricional, sientes que te gobierna la culpa cámbialo por una opción más saludable. No puedes detener el antojo, pero si puedes controlar lo que le das a tu cuerpo.

Esconde los alimentos que desatan tus impulsos

Intenta rodearte de opciones saludables y mantener los gustos culposos lejos de tu alcance.

No te rindas: Mantén tus metas presentes

El atrancón triunfó, pero eso no significa que tu plan fracasará. Al contrario, tienes frente a ti la oportunidad de recuperar el ritmo en tu siguiente comida. Todos fallamos, el triunfo se encuentra en saberte parar tras la caída.