Qué hacer

¡Vence el Mal del Puerco!

Es típico que después de comer te visite lo que los mexicanos llamamos el mal del puerco, esa mezcla de pesadez, sueño y cansancio que te invita a dormir en lugar de dar el último jalón para cerrar tus pendientes. ¿Por qué pasa esto? La respuesta se encuentra en la ciencia. Tu cuerpo necesita hacer la digestión, para ello concentra su energía en el estómago mandando sangre a este y restándola al resto de los órganos. De modo que se crea un “desbalance de energía”. Hay veces en las que nos podemos permitir el dulce cansancio provocado por una buena comida, pero para esos días en los que necesitas dar tu 110% te tenemos los siguientes tips.

 

 

Cuando necesites rendir al 100% después de comer evita los alimentos con un alto grado de carbohidratos y grasas

Estos alimentos elevan rápidamente el nivel de glucosa en la sangre, lo cual te provoca el cansancio entre otras cosas.

Incluye Proteína en tu comida (Si es vegetal mejor)

Los carbohidratos y grasas estimulan la liberación de un alto contenido de insulina, por lo que provocan somnolencia. Las proteínas no estimulan la liberación en las mismas cantidades, por lo que te ayudan a evitar el “mal del puerco”. Recuerda que dentro del rubro de proteínas las hay de diferentes tipos, por ejemplo, un corte rib eye probablemente te de provoque más cansancio que un plato de lentejas ya que requiere más energía para ser digerido.

 Asegúrate de que tu desayuno y comida sean nutritivos.

No te saltes comidas, ni sedas a la tentación de ir a la máquina y llamar a esos roles de canela una comida completa. Tu cuerpo necesita alimentos de calidad para mantener sus niveles de energía constantes.

¿No tienes tiempo de comer? No te saltes la comida. Tómate un shake de proteína. Descubre Organic Vegan Protein, una proteína limpia, ligera y segura. 

Evita ir por algo dulce para lograr el “subidón de energía”

Lo sabemos, el azúcar hace que sientas que puedes con todo y más. Pero está energía es engañosa, como ese ex que te prometía la luna y las estrellas y al día siguiente ya ni te daba los buenos días: te baja con la misma rapidez con la que te subió. Evita estos picos de azúcar eligiendo snacks como almendras, yogurt griego sin azúcar o si necesitas ese dulzor una manzana es una buena opción.

Come verduras

El consumo de verduras evita el desbalance de energía y además que te sientas inflamada. Intenta hacer de tres a cinco comidas al día.

Párate y camina.

1 minuto es la cantidad recomendada para refrescarte y despertar. ¿Qué tal si das una vuelta por tu oficina?

Te puede interesar

Organic Vegan Protein sabor Vainilla